Utilizamos cookies para mejorar la experiencia de navegación. Si continúa navegando, accepta su instalación y uso.
Puede obtener más información en nuestra política de cookies.

Saludo del P. Abad

Bienvenidos a la página web de la Abadía de Montserrat. En nombre de la comunidad monástica, de la Escolanía, de los trabajadores del Santuario y de todos los que hacen posible la acogida en Montserrat, os deseo la paz de Cristo y espero que esta visita virtual pueda convertirse, un día, en peregrinación real a la Santa Montaña.

Ampliar Salutación del Padre Abad + Josep M. Soler
Abad de Montserrat

Actualidad de Montserrat

Ver Más Notícias.

Comentarios de la Palabra

24 de marzo de 2019 Domingo III Cuaresma Ex 3, 1-8a.10.13-15

La lectura nos hace dar cuenta de tres aspectos a tener bien presentes. El primero es que si Moisés no hubiera estado atento a su entorno, no se habría dado cuenta de la zarza que ardía y no se consumía; pero no le basta con observar, sino que se acerca y, profundizando, encuentra la realidad de Dios. El segundo es que Dios mismo, ante el sufrimiento de su pueblo, le comunica que quiere poner remedio: «conozco sus sufrimientos. He bajado a librarlo…». Tercero, envía a Moisés, el que quiso profundizar en la realidad que le rodeaba, a anunciar el propósito de Dios: «El Dios de vuestros padres me ha enviado a vosotros». Estos tres aspectos de Moisés: la observación atenta, la escucha de la Palabra y la misión de anunciar el deseo liberador de Dios, ¿consideras que aún, hoy, nos hacen falta personas que los encarnen? ¿Tú puedes ser un nuevo Moisés? ¿Por qué? Señor, que sepa descubrir la profunda realidad de tu vida, en nuestra vida.

24 de marzo de 2019 Domingo III Cuaresma Ex 3, 1-8a.10.13-15

La lectura nos hace dar cuenta de tres aspectos a tener bien presentes. El primero es que si Moisés no hubiera estado atento a su entorno, no se habría dado cuenta de la zarza que ardía y no se consumía; pero no le basta con observar, sino que se acerca y, profundizando, encuentra la realidad de Dios. El segundo es que Dios mismo, ante el sufrimiento de su pueblo, le comunica que quiere poner remedio: «conozco sus sufrimientos. He bajado a librarlo…». Tercero, envía a Moisés, el que quiso profundizar en la realidad que le rodeaba, a anunciar el propósito de Dios: «El Dios de vuestros padres me ha enviado a vosotros». Estos tres aspectos de Moisés: la observación atenta, la escucha de la Palabra y la misión de anunciar el deseo liberador de Dios, ¿consideras que aún, hoy, nos hacen falta personas que los encarnen? ¿Tú puedes ser un nuevo Moisés? ¿Por qué? Señor, que sepa descubrir la profunda realidad de tu vida, en nuestra vida.