Santa Cecília y las Ermitas

En la montaña de Montserrat hay repartidas unas quince ermitas, entre las que se incluye la Santa Cueva. Antiguamente sujetas a las diócesis de Barcelona o Vic, todas ellas fueron abandonadas por los ermitaños en 1811 huyendo de la invasión francesa, y de nuevo reedificadas tras la contienda. Sin embargo, sólo unas pocas volvieron a ser habitadas, siendo la mayoría definitivamente abandonadas hacia el 1822, lo que supuso, con el tiempo, que los edificios se deteriorasen Hoy varias de ellas únicamente conservan parte de sus muros.

Podeis encontrar información más detallada de las ermitas en la página web del Parque Natural de Montserrat. abre
pàgina nueva

Santa Cecília

El antiguo monasterio de Santa Cecília está situado a unos cuatro Kilómetros del de Montserrat, junto a la carretera que lleva a Can Maçana. La Iglesia, básicamente la misma que se construyó en el siglo X, es uno de los ejemplares más puros del arte románico primitivo catalán, sencillo y desnudo. Sus tres ábsides, decorados con arquerías lombardas, corresponden a sus tres naves interiores de paredes de piedra tallada a golpe de martillo y originariamente blanqueadas. Esta construcción se inserta muy bien en el paisaje formado un bello conjunto. El monasterio se fundó entre los años 942 y 945 por el abad Cesari; nunca tuvo una comunidad demasiado numerosa y en 1539 fue unido definitivamente al de Montserrat. En la actualidad Santa Cecília acoge un refugio de montaña.

 Las Ermitas

Ermita de Sant Joan

Para llegar a ella hay que tomar el funicular de Sant Joan. Desde la estación superior se puede disfrutar de una perspectiva muy sugerente del monasterio.

Ermita de la Santíssima Trinitat

Sólo quedan los restos de algún muro, de la cisterna y de la capilla del Santo Cristo. En el siglo XVII se amplió con más estancias porque, junto con la ermita de Sant Dimes, tenía un acceso directo con el monasterio mediante una escalera de 660 peldaños.

Ermita de Sant Benet

Se construyó en 1536 con el fin de acortar el trayecto entre una y otra ermita. Sólo se conserva, sin embargo, un edificio en forma de capilla de una construcción posterior que hoy se utiliza como refugio de montaña.

Ermita de Santa Magdalena

Sólo se conservan restos de sus muros y cisternas.

Ermita de Sant Antoni

Situada sobre la llamada "Paret dels Diables", muy cerca del "Cavall Bernat".